miércoles

Ya no voy a creer en los días especiales. Me explico, llamo días especiales a aquellos que llevas esperando mucho, muchísimo tiempo, tal vez demasiado. Aquellos en los que yo he dejado de confiar, porque siempre me traicionan. Por la espalda, lentamente, hundiéndose poco a poco aquí adentro para hacerme dar cuenta de cuánto duele.
Que sí, que hasta un día horrible de lluvia y viento rompeparaguas puede convertirse en mejor, que a partir de ahora confiaré en las sorpresas. Esas que hacen que ese alguien te robe un beso, o una sonrisa. O que aparezca de repente y algo te haga sentir especial.
Precisamente en eso es en lo que voy a confiar a partir de ahora. Porque los días que llevo esperando un tiempo, al final acaban por dejar sabor agridulce.
Así que, días no-especiales, no me falléis. Que suficiente tengo con que esté llegando el invierno...

4 comentarios:

ÁNGELA ALGORA ♥ dijo...

No te van a fallar, te lo prometo :)

Jess dijo...

Espero que no te fallen!

Juan dijo...

Hola

Venía curioseando de uno de los cuentos de El cuentacuentos y me he encontrado, y aparte de recomendarte que te unas y que un lunes de estos publiques algo que empiece por la frase de la semana, te quiero decir dos cosas.

La primera tiene que ver con esta entrada que comento. Efectivamente, olvídate de días especiales, tienden a decepcionar. Desea buenas noticias o buenas cosas sin desearlas... Para las relaciones afectivas funciona, o eso dicen.

La segunda tiene que ver con eso que pones de "Take me as I am", que no sé si es de una canción de Bob Dylan, pero a mí me ha recordado a esto: http://www.youtube.com/watch?v=1aT9E0MkvZo

Un saludo :)

Juan.

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas y profundas letras van desnudando la pura y genuina germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos trepidantes..