domingo

Lo esencial es invisible a los ojos.






¿Sabeis qué? Nada puede salir mal en una tarde de viernes de abril a 30º. NA-DA. Da igual que nuestras cabecitas creativas acaben recalentadas después de un encierro -voluntario, eso sí- en un aula participando en un concurso (cómo nos gustan!). Y que las cervecitas que compramos para estimular la creatividad acaben casi hirviendo.



Tarde de fresas, de margaritas, de hierba, de sol. De sonrisas acaloradas, que ya teníamos ganas de sentir el verano acercándose tras cada esquina.


Lo esencial es invisible a los ojos...

Y tanto que lo es.

Qué bien nos sienta la primavera.

6 comentarios:

Pedalier dijo...

Lo esencial es invisible a los ojos. Me apunto esa frase.

No lanzemos las campanas al vuelo que de aquí al verano seguro que se nos planta aquí otro frente frío.

Nos leemos.

Ángela Algora ♥ dijo...

no se ve bien si no es con el corazón :)


No sé si lo sabes, pero te quiero un montón marttt!

Dolor adictivo dijo...

Me encantan esos dias soleados, con tus amigas

CAVA dijo...

Muy buenas fotos !¡!
Un beso grande.

Estrella Altair dijo...

Es verdad.. pero a veces si lo esencial es bueno lo de fuera suele ser genial.

Un beso

Mailen Castro dijo...

Me encantan las fotos y tu blog :)
te sigo! :D