lunes

- ¿Ves? Ahí está el problema.
- Yo no veo nada, el texto es precioso...
- Sí, lo es. Pero no deja de ser eso, un texto precioso sobre dos personas que se quieren.
- ¿Y entonces...?
- Pues eso. Final feliz, lo nuestro es especial, y punto y final. Y comieron perdices, y bla, bla, bla. Lo de siempre.
- ¿Ah sí? Creo que te equivocas... No es un final feliz de "y vivieron juntos para siempre", de hecho, si te fijas, ni siquiera acaban juntos. O tal vez sí, pero eso no lo sabrás hasta el final de la historia.
- Pues léemelo...
- No... No lo entiendes. Nadie conoce el final, el verdadero final. Ése que no sale en las películas, ése que ocurre tras el rótulo con la palabra "fin". No hay finales, todo continúa después de cada uno de los puntos y aparte que nos pone la vida, simplemente para avisarnos de que, tal vez, ese no era el momento.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

de q pelicula es?? =)

La chica del abrigo rojo dijo...

Es mía! ;) La escribí yo :)