sábado

Kamikazes

"No hay vía libre, es una trampa genial...", llega hasta mis oídos en forma de canción.
No le falta razón al gran Quique González.
Sí, supongo que somos algo así como kamikazes. No podemos evitarlo.
Nos pierden los besos, besos de los que hacen explotar y crean un pequeño Pearl Harbour entre nosotros.
Somos carne de cañón de esas caricias que nunca deberíamos haber hecho, o tal vez sí, pistoleros de sangre caliente.
Miradas que se cruzan en la línea de fuego y preparan automáticamente la artillería pesada, la mejor sonrisa, el vestido más corto, la mano más valiente.
Sólo queda saber quién ganará esta batalla.
¿Tu cabeza o mi corazón?
Se admiten apuestas...

2 comentarios:

Lady Drama dijo...

Tu corazón

Y la canción... en fin, no hay más que escucharla.

Marta dijo...

Esperemos...
Y sí, realmente la canción habla por sí sola ;)