jueves

Quiero

Quiero ser yo, ser feliz. Sonreír aliviada cuando huelo tu perfume cerca de mí, llorar cuando te veo marchar para no volver. Ser capaz de cambiar de lágrimas de dolor a lágrimas de alegría que se deslicen suavemente por mis mejillas al encuentro de nuestros labios, suaves, cálidas.

Quiero volar, que me cojas de la mano en la oscuridad simplemente para hacerme saber que estás a mi lado, y sentirte delante de mí cuando ascendemos siguiendo el humo perdido de aquella última calada de un cigarro, áspera pero relajante, y seguir subiendo hasta llegar a las estrellas, rozarlas con la punta de los dedos y al mirar atrás no ver más que la ciudad alejarse y hacerse pequeña bajo nuestros pies, y que todos mis miedos se queden ahí abajo, escondidos, pequeños y sin sentido.

Quiero volar, salir, correr, sin hacer planes, y dejar que las luces de las calles empedradas me digan a dónde ir.
Dejarme llevar sin saber nunca el principio ni el final, pero siempre con una sonrisa.
Quiero beber de todos esos vasos medio vacíos para volver a llenarlos después, tumbarme en la arena a contemplar esas estrellas que un día tocamos con la punta de los dedos, y caminar en una noche de luna llena por la orilla del mar y sentir la brisa de una noche de verano, o el frío aire del invierno.
Quiero sentirme viva.

Y sobre todo quiero saber mirar atrás sin que me duela, y tener la seguridad de que sin ti voy a estar bien, porque la parte de mí que antes ocupabas tú, ahora la ocuparán otros que harán que mi mundo no deje de girar. Y si algún día se para, quiero ser yo la que empuje para que vuelva a girar, con más sonrisas, y viajes, y canciones e historias por vivir.

Es lo que quiero, y lo voy a conseguir.

No hay comentarios: