domingo

"¡Así que eso era un beso!, se extrañó. Esa quemadura suave que te da ganas de abalanzarte sobre el otro, de aspirarlo, de lamerlo, de tumbarlo, de fundirte en él, de desaparecer...
De disolverse en un lago profundo, de dejar flotar su boca, sus labios, su pelo, su nuca...
Perder la memoria.
Convertirse en bola de caramelo, dejarse probar con la punta de la lengua.
Y probar al otro inventando la sal y las especias, el ámbar y el comino, el cuero y el sándalo.
Así que era eso..." (Katherine Pancol, "Las ardillas de Central Park están tristes los lunes")

... Y a mí me quedan exactamente 14 días y 5 horas para volver a sentirlo.

3 comentarios:

Stella Maris~ dijo...

sldkasñdkasñdkañskldasñld y a mi me queda 1 dia.Esa sensacion se extraña.Se extraña tanto como la persona misma que te lo hace sentir.
me encanto ♥ w.w

Marta Mimbela dijo...

Y tanto que se extraña... Suerte la tuya, un día no es nada! ;)

Pedalier dijo...

El montón de sensaciones que puede hacerte vivir un beso. Diferentes para cada persona.

Feliz Navidad.