jueves

Cosas que nunca te dije

Y hoy, dejo que una gran cita hable por mí... Esta vez, fragmento de "Cosas que nunca te dije".
Poco más que añadir.
Porque realmente... ¿Quién no se ha quedado alguna vez con palabras escondidas en los labios? ¿Quién no se ha dado cuenta de lo que tenía hasta que lo ha visto marcharse?

"Qué difícil. Pero me parece que aún es más difícil quedármelo para mí sola. Supongo que por eso lo hago. Tú siempre me preguntabas en qué momento había empezado a quererte. Empecé a quererte exactamente cuando me llamaste para decir que me dejabas. De hecho fue en ese preciso momento cuando olvidé el amor que sentía antes, me olvidé de la ternura y del sexo, de tu lengua, me di cuenta de que lo que había sentido antes no era más que el simple reflejo de lo que era el amor. Descubrí que no te había querido nunca. De repente pensé en aquella tortura que practicaban en Francia. ¿Sabes qué hacían? Ataban las extremidades de una persona a cuatro caballos y los azuzaban en direcciones diferentes. Pues así es cómo me sentí. Así es cómo me siento. Ahora ya sé lo que es amar. Te amo con esa clase de amor que había rezado por sentir cuando era una adolescente y que ahora rezo por no volver a sentir nunca más."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso Blog

Marta dijo...

Gracias :)