lunes

Back in blue

Hacía un par de semanas que habían vuelto a reencontrarse.
O más bien, a reencontrarse físicamente.
Pero sus cabezas seguían vagando entre esos más de mil kilómetros que les costó superar, nunca mejor dicho, todo un verano.
Y sin embargo, había llegado el momento. El momento de callar para volver a sentir, el momento de volver, de volver de verdad.
De aterrizar, mirarse a los ojos y darse cuenta de que, por fin, había llegado ese momento.
De olvidarlo todo, de tachar cruces en sesenta páginas diferentes, y escribir, en azul, en muchísimas más.
Empezando a partir de hoy.

2 comentarios:

Hayat dijo...

Buen dia para empezar desde cero

Bambú dijo...

Precioso. Como todas las cosas que escribes. Un besote.