martes

No les haría falta estar solos para esconderse. Cualquier rincón de la ciudad, bañada cada día por una luz más intensa, como si quisiera atrapar el verano entre sus dedos, les serviría de escondite.
El sol les aclararía los ojos, el pelo, las ideas. Aún más. Y la lluvia les llevaría a agarrarse más y más fuerte, como si no hubiera nadie más, y echarían a correr entre las risas, los besos y las ganas.
Un día de mayo, tal vez abril si el calor llegaba pronto este año, ella sacaría su vestido blanco del armario.Y él la llevaría a algún lugar. Sólo suyo. Y sentiría su aliento cálido en la nuca, hasta que cayera el sol y volvieran las estrellas. Y corrieran a refugiarse de nuevo en cualquier otro nuevo rincón, redescubriéndose. Sintiéndose vivos. Bajo la luna.

7 comentarios:

Bambú dijo...

Que bonito!! Escribes muy bien. Creativa hasta la médula por lo que veo en tus blogs.

Un besote!

forgottenwords dijo...

oiis
*____*
te siigoo!

Geles Dawson dijo...

wow!
es muy bonitooo
te espero en mi blog :)

eliale dijo...

En la nuca ♥
me has hecho sentirlo
Un besote & también te sigo

Nos seguimos leyendo hermosa C:

Estrella Altair dijo...

Ummm me ha gustado..

es fácil desaparecer para el mundo cuando se esta enamorado.....

me alegra que te haya gustado mi blog y la entrada.

ya me tienes aquí para seguirte..

Un saludo

A g r i p i n a. dijo...

Haga su comentario.
¿A qué te recuerda a ti?


a mí me recuerda, a cuando me quieren a veces :)

Pedalier dijo...

La primavera la sangre altera. ¿Tendríamos sentimientos si no brillara el sol?

Nos leemos.