sábado

Víctor y Victoria

Víctor se acerca.
Victoria lo está esperando, solo que ella aún no lo sabe. Se concentra en el vaho de su respiración, que condensa sus pensamientos y se los lleva lejos, allá donde los copos de nieve se funden con los árboles.
Ella no lleva un gorro rojo, ni él una flor en la solapa, ni falta que hace. Podrían pasar mil años, pero Víctor sabría reconocerla entre un millón.
Víctor y Victoria. Siempre fueron especiales. Alguien les dijo una vez que sus nombres no eran opuestos, sino complementarios.
Y se miran. Y en ese momento, con una sola mirada, saben que será la última vez. Y, en acuerdo tácito, deciden revivir aquel primer día hace ya tanto tiempo.
- Hola. Te he visto aquí sentada y he pensado.... Soy Víctor.
Ella sonríe. Melancólica, divertida tal vez. Todo un mundo escondido en su sonrisa. Y le tiende la mano.
- Victoria.

5 comentarios:

un par de lacasittos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
un par de lacasittos dijo...

ME gusta. Serán "V2" jaja

unbesitto!=)

Lau dijo...

Acuerdos tácitos con una mirada ;)
bonita entrada !!!

La chica del abrigo rojo dijo...

:)

Rara dijo...

me gusta !
te sigo, pasate por el mio si quieres
Encantada.