miércoles

Rompe su galletita de la suerte, y sonríe divertida al tiempo que clava en él sus ojos color zafiro.
- Aquí dice.... que tú sacas lo mejor de mí.
- ¿Ah, sí? ¿Pone también mi nombre, mi fecha de nacimiento...? - Le devuelve la sonrisa, y un guiño que le achina los ojos al sonreír.
- ¡Tonto! Pone que alguien sacará lo mejor de mí. Solo que yo ya sé que ese alguien eres tú.
- Vaya, una chica rápida. ¿Y cómo estás tan segura?
- Es fácil... Sólo tu haces que me alegre de cosas que siempre me habían puesto triste. Sólo al-guien-co-mo-tú es capaz de hacer que quiera dar las gracias a todo lo que me ha pasado hasta ahora por retenerme aquí.
- Aquí... ¿dónde?
- En este lugar, en esta ciudad, en este momento. En esta vida. En esa mañana de lunes lluviosa en la que todo debería haber salido mal, y sin embargo llegaste tú, un idiota que se chocó contra mi haciendo volar mis apuntes por toda la calle.
Se levanta y sus piernas hacen un amago de echarse a andar. Pero se vuelve a tiempo.
- Y en la tuya... ¿qué ponía en la tuya?

3 comentarios:

un par de lacasittos dijo...

aaays qe mona!
y él qe misterioso, me guuusta!jaja

un besitto y feliz navidad!=)

Paulette dijo...

Siempre he querido abrir una galletita de esas...

¡Me encanta!
Por cierto, feliz navidad (que desgraciadamente no he tenido la oportunidad de deseártelo). Ojalá que las vivas llena de magia!!
(L)

La chica del abrigo rojo dijo...

Feliz Navidad a todas vosotras también :) :)